Amsterdam

Viajar a Amsterdam

Que hacer en Amsterdam

Hay muchas cosas que ver, hacer y visitar en Amsterdam, como capital de los Países Bajos, es un gran metrópoli con cultura e historia a flor de piel, pero además, hay muchas otras alternativas para que el turista pueda entretenerse, disfrutar del ocio y conocer la ciudad.

Circuito de los Canales: mucha gente no sabe que en Amsterdam hay más canales que en Venecia. Son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y algunos de los que están en uso tienen más de 400 años de antigüedad. Pasear por sus orillas, disfrutar de alguno de los muchísimos cafés, bares restaurantes o cervecerías de sus alrededores o realizar algún crucero urbano por sus aguas, son algunas de las formas de disfrutar de ellos.

Circuito de Museos: si quieres conocer los principales museos de Amsterdam, hay un bono, llamado Combiticket, que te proporciona descuentos en el Amsterdam Museum, Cromhout House, Geelvinck Hinlopen House, Our Lord in the Attic y Museum Willet-Holthuysen. Si tu presupuesto es bajo, la mayoría de estos museos disponen de espacio de entrada libre, con adelantos de sus exposiciones temporales.

Vete de compras al Albert Cuypmarkt: es el gran mercado de Amsterdam, en el que puedes encontrar de todo, desde pescado fresco a ropa. Es un mercado de ambiente internacional, en el que puedes encontrar puestos de Marruecos, Surinam, Indonesia en los que se exponen sus productos más típicos: telas, ropa, gastronomía, etc… Es el lugar ideal para comprar los famosos quesos holandeses, los encurtidos de arenques. Hay otros muchos lugares para compras, auque el más original es el mercado flotante de flores en Bloemenmarkt.

Disfruta alguno de los tours históricos de Sandeman’s New Amsterdam Tours: Amserdam es rica en historia, que se trasluce en sus edificios, tanto civiles, como sus iglesias: Schreierstoren (Torre de las Lágrimas), Aepjen Int, Huis Oostindisch, De Gooyer Windmill, Pintohuis, Trippenhuis, Huis Westindisch, Paleis van Justitie, Edificio de Greenpeace y Scheepavaarthuis. En un paseo por el Barrio Rojo podrás ver muchas curiosidades, como la Casa de Ana Frank.

Descubre el secreto de Begijnhof: en pleno centro de Amsterdam y con una entrada que pasa totalmente desapercibida, encontramos un remanso de paz inimaginable, un complejo del siglo XIV, formado por jardines y casas alrededor de un hermoso patio central, que formaban, junto con una iglesia gótica y una capilla clandestina, un convento de clausura, por lo que está totalmente oculto al exterior. Te damos las claves para encontrarla, hay dos entradas, una en Gedempte Begijnensloot, en el nº34 en la que es la casa de madera más antigua de Holanda y en una pequeña puerta de madera en el lado norte de la Spui, a la derecha del American Book Center.