Bangkok

Review of:

Reviewed by:
Rating:
4
On 1 noviembre, 2017
Last modified:1 noviembre, 2017

Summary:

Cerca del Golfo de Tailandia, los turistas que llegan al territorio tailandés encuentran, sobre la ribera oriental del río Chao Phraya, a Bangkok, la ciudad más grande y desarrollada del país.

Por ser la capital, el centro económico de la nación y poseer una infraestructura fuerte y variada, esta urbe que surgió como un pequeño eje comercial con perfil portuario es hoy uno de los destinos turísticos más elegidos del mundo.

Como dato curioso pero igual de válido a la hora de pensar en Bangkok como destino turístico, es importante destacar que, en esta región, aquellos viajeros que prefieren conocer la cultura de un país a través de los encuentros íntimos con alguna persona nativa resultan beneficiados ya que, pese a ser ilegal, en la capital tailandesa la prostitución es una de las actividades más desarrolladas.

A la hora de determinar el método más eficaz para trasladarse por la zona, conviene tener en cuenta todas las alternativas que ofrece esta metrópoli que, alguna vez, fue apodada “Venecia del Este” por la compleja red de canales que poseía. En Bangkok, tanto pobladores como turistas pueden elegir entre viajar por carretera (tanto de forma privada como de forma pública, a través de autobuses que cubren todas las ciudades y provincias), por vía férrea (gracias a los servicios de trenes y al metro subterráneo) o por vía aérea, circuito posibilitado por las prestaciones del Aeropuerto Internacional Bangkok, más conocido como Don Muang.

Qué ver en Bangkok

Los jóvenes que se trasladan de forma independiente en plan de ahorro pero en busca de aventuras y experiencias atípicas, por ejemplo, suelen frecuentar allí la calle céntrica Khaosan, mientras que los más creyentes encuentran en Bangkok numerosos templos dignos de visitar. Asimismo, quienes prefieren los sitios con gran riqueza histórica quedan asombrados con el Gran Palacio de la ciudad y los diversos museos, así como los más ecologistas resultan cautivados por los paisajes naturales y la existencia de múltiples espacios verdes, entre los que se pueden destacar al Jardín Botánico Reina Sirikit y el Parque del Rey Rama IX.

Gran Palacio de Bangkok

Gran palacio de BangkokSe conoce como Gran Palacio Real de Bangkok a un complejo de edificios que funcionaron como residencia oficial del rey entre el siglo XVIII y mediados del siglo XX. La construcción de los palacios comenzó en 1792, por orden del rey Rama I.

El Gran Palacio de Bangkok se sitúa al este del río Chao Phraya y está protegido por un extenso vallado de 1.900 metros de longitud y un canal que dificultaba el posible ingreso de enemigos a la zona.

El templo budista más importante del país (Wat Phra Kaew), que alberga al Buda de Esmeralda (una figura que habría sido creada en el año 43 a.C.), el Chakri Mahaprasad Hall, el Wat Po (cuyo origen data del siglo XVI) y elTemplo de la Plaza Real son algunos de los edificios que se encuentran dentro de este complejo.

Wat Arun

Wat arun BangkokEl templo budista Wat Arun (“Templo del Amanecer”) se encuentra en el distrito de Bangkok Yai, en la capital tailandesa, sobre la ribera occidental del río Chao Phraya. La construcción se destaca por su elevada torre (prang) central de 82 metros y por la extensa escalinata que conduce a dos terrazas.

Figuras de soldados y animales, estatuas del dios Indra, piezas de porcelana y conchas marinas constituyen la decoración de Wat Arun, que presenta seis pabellones de granito verde con puentes para desembarcar desde el Chao Phraya. Cada esquina del templo presenta su propio prang, aunque de menor altura que el prang central.

La Sala de la Ordenación, que habría sido diseñada por Rama II, exhibe una imagen del Buda Niramitr y dos figuras de demonios que se encargan de custodiar el templo.

Es importante tener en cuenta que la cercanía de Wat Arun con el Gran Palacio permite que los turistas puedan recorrer ambos lugares en un mismo día.

Museo del Opio

Museo del OpioA 750 kilómetros de Bangkok, sobre una colina del poblado de Chiang Saen, el Museo del Opio sorprende a los visitantes. Se trata de un lugar que repasa la historia de esta droga, explica sus usos medicinales y advierte sobre sus riesgos.

Un túnel decorado con diversas figuras permite acceder a un campo de amapolas. Los especialistas se encargan de destacar que el opio ayuda a tratar los dolores crónicos aunque su mal uso puede destruir la vida del consumidor.

Numerosos pueblos tailandeses han basado sus economías, a lo largo de la historia, en el cultivo y producción de esta droga. El Museo del Opio pretende mostrar a los visitantes cómo se ha logrado instruir a los campesinos para que cambien sus cultivos y abandonen las prácticas ilegales. El establecimiento, por lo tanto, se encarga de informar al visitante pero sin descuidar el entretenimiento: muñecos y exhibiciones audiovisuales completan la propuesta.

 

Reply