Cambio de guardia en Londres

Visitar  sitios históricos de la capital inglesa, es un sueño de millones de personas en el mundo. El cambio de guardia en Londres, o Mounting Guards, constituye una ceremonia militar que ningún turista quiere perderse, por el colorido de los  uniformados, los caballos y el acompañamiento musical. Además, quienes lo  presencien  probablemente coincidan con la realeza británica, que acostumbra a participar del suceso, lo que le imprime un atractivo extra.
palacio-de-buckingham

Son tres las ceremonias de cambio de la Guardia Real: la del  Palacio de Buckingham,  la Horse  Guards  Parade y la del Castillo de Windsor. Pero sin dudas, el relevo de guardia del  Palacio de Buckingham es el espectáculo más conocido de su tipo. En varias películas realizadas en Inglaterra, son usuales las escenas del desplazamiento de las tropas, a pie y a caballo, por la Avenida The Mall, por lo que se ha convertido en un acontecimiento popular y famoso.

La marcha es de una belleza impecable, gracias a la alineación y elegancia de los soldados. Las tropas poseen militares de las guardias  escocesa, irlandesa,  galesa, de  la guardia de Granaderos y de la Coldstream. El cambio de guardia como tal, consiste en que la vieja guardia se posicione en la zona norte del patio del Palacio y la nueva guardia en la región sur, la primera entrega la guardia a la segunda y después se dirige  al cuartel de Wellington.

Si eres de los amantes de la historia y de la marcialidad, a través de esta legendaria práctica percibirás el interés de los ingleses por salvaguardar sus edificaciones y costumbres antiguas, al punto de conservar intactas muchas de ellas.

Breve historia del cambio de guardia en Londres

El relevo de guardia en Londres  tiene lugar desde el siglo XVII, específicamente desde 1660, con el objetivo de proteger el Palacio Real Británico de cualquier ataque enemigo. Desde esa época, es de vital importancia la seguridad de la realeza y de sus súbditos más allegados.

En el año 1689, la corte se trasladó hacia el palacio de Sant James , y fue en el siglo XIX, en el año 1837, cuando la reina Victoria decidió llevar una parte del ejército hacia el Palacio de Buckingham, donde permanece la guardia en la actualidad.

Días y horario del cambio de guardia en Londres

Antes de lanzarte a participar en esta ceremonia, debes conocer algunas particularidades de la misma, para que no fracase tu viaje y aproveches el tiempo al máximo.

En los meses de abril,  mayo, junio y julio, el relevo de los guardias de seguridad del  Palacio de Buckingham tiene lugar diariamente, a las 11 y 30 de la mañana (excepto los días 24 de abril y 30 de mayo). El resto del año sucede días alternos a la misma hora. Por ejemplo, en  marzo de 2016 se prevé que se efectúe los días pares.

Cada mes, es posible conocer si el mes siguiente se realizará días pares o impares. Sin embargo, las condiciones del clima, especialmente la lluvia intensa,  pueden ocasionar que se suspenda de un momento a otro.

Esta ceremonia en particular, es gratuita y tiene una duración aproximada de 45 minutos. A las 11 de la mañana, se produce una inspección de las tropas, que llegan al patio del Palacio de Buckingham a las 11 y 30, listas para el relevo oficial. Todo sucede con un acompañamiento musical que combina melodías antiguas y modernas.

Consejos para ver el cambio de guardia en Londres

Teniendo en cuenta que muchas veces se ha suspendido el cambio de guardia por la lluvia, es preciso que usted elija un día de buen clima para disfrutar a plenitud de la ceremonia, y sobre todo que haya investigado con anterioridad en páginas webs oficiales, si  en el mes elegido por usted, el relevo se realizará días pares o impares, en el caso de no haber seleccionado los meses de abril, mayo, junio y julio.

Un buen truco para ver cada detalle del cambio de guardia, es llegar al menos una hora antes y colocarse en un lugar estratégico, pues suelen asistir muchas personas y no se puede correr el riesgo de no verlo, o de no poder tomar fotos o vídeos. Según viajeros que han presenciado el espectáculo, la entrada principal del Palacio y  cerca de las rejas de la misma, son sitios de óptima visión.

A los turistas que van en metro, se les recomienda bajarse en las paradas Victoria, Green Park o Hyde Park Corner, que se encuentran cercanas al Palacio de Buckingham. Mientras que en autobús son aconsejables  las rutas 11, 211, 239, C1 y C10.

Con estos consejos, seguramente aprovechará al máximo el encuentro con la historia y tradiciones inglesas, aumentará considerablemente su bagaje cultural. Y sobre todo, experimentará la extraña sensación de haber retrocedido en el tiempo, al ser testigo de un escenario en el que pareciera que no han pasado los siglos.

Sin Respuesta

Reply