Zagreb

Zagreb es un destino turístico aún muy poco común para los turistas españoles pero su especial encanto está haciendo que cada vez sean más las personas que deciden viajar a la capital de Croacia durante sus días libres. Ante todo Zagreb es una ciudad alegre llena de parques y de vegetación, lo que la hace más agradable a los visitantes.

Una visita turística a Zagreb debe comenzar por la Plaza Ban Jelacic, el verdadero centro de la ciudad y a la vez el lugar más visitado, un conjunto arquitectónico verdaderamente impresionante. No menos impresionante es su catedral, situada en pleno centro y que resalta desde cualquier punto de la ciudad porque está situada sobre una colina.

En uno de los puntos más altos está también la Iglesia de San Marcos, muy diferente a los templos religiosos tradicionales, que destaca por su gran colorido y por los tres escudos representados en su techo, algo realmente inusual La plaza en la que se encuentra, también llamada San Marcos, es una de las más emblemáticas de la ciudad. Y aunque no sea una visita muy usual, es realmente impresionante el cementerio Mirogoj, con unos jardines y una arquitectura realmente dignas de visitar.

El encanto de Zagreb

¿Quieres disfrutar de una parte de la ciudad con un encanto especial? No dudes en recorrer tranquilamente el Paseo Strossmayer, una estrecha callejuela desde donde disfrutarás de las mejores vistas de la ciudad (puedes recorrerlo en funicular) y la calle Radiceva. Al final de esta calle se encuentra la Puerta de Piedra, una de las antiguas puertas medievales de entrada a la ciudad.

Viajar a Zagreb no resulta nada caro. Desde Madrid y desde Barcelona puedes encontrar vuelos que no llegan a alcanzar los 100 euros y además es un viaje de muy corta duración, en poco más de dos horas estarás en la capital de Croacia.